VER MAPA GENERAL

PÁRAMOS DE VALLADOLID

La provincia de Valladolid contiene una gran diversidad vitícola; viñedos muy viejos exponentes de la viticultura ancestral, de poca producción y dotados de un carácter especial.

Debido a nuestra firme creencia en la compatibilidad y excelente armonía de la combinación de uvas procedentes de estas zonas, nos propusimos recorrer los páramos de Valladolid surcados por el río Duero, con el fin de recuperar y rescatar estos viñedos que en su mayoría iban a ser descepados.

Las uvas proceden de viñas viejas de muy bajo rendimiento, localizadas en los municipios vallisoletanos de Mucientes, Pedrosa del Rey y Valbuena de Duero. Cada parcela se vinifica por separado, lo que permite seleccionar en bodega el coupage más idóneo para cada uno de los vinos.

  • PEDROSA DEL REY
    Pedrosa del Rey

    Nuestros viñedos en Pedrosa del Rey son de las variedades Tempranillo y Garnacha. Los suelos de estos viñedos son de sedimentos de areniscas, arcillas y pudingas calizas pliocénicas, que en superficie originan suelos pardos calizos sobre material no consolidado. El año de plantación es 1955, y el rendimiento es de 3500 kg/ha.

  • MUCIENTES
    Mucientes

    Nuestros viñedos en Mucientes son de la variedad Tempranillo, y una pequeña viña de Cabernet Sauvignon situado en el Valle de Salgüeros cuya plantación data del año 1950. Los suelos de los viñedos en Mucientes son de arenas, calizas y gredas vesíferas, que reposan sobre arcillas y margas. El año de plantación del viñedo es de 1941, y el rendimiento es 3000 kg/ha.

  • VALBUENA DE DUERO
    Valbuena de Duero

    Nuestra viña de Valbuena de Duero es de la variedad Tempranillo. Los suelos son de capas de arenas limosas o arcillosas; destaca la alternancia de capas tanto calizas como margas e, incluso, de concreciones calcáreas. El año de plantación del viñedo es 1945, y el rendimiento es de 3000 kg/ha.

  • LA SECA
    La Seca

    Nuestra uva Viognier procede de una pequeña viña en La Seca, con suelos de tierras pardas, ricas en calcio y magnesio, pedregosas, con una buena aireación y drenaje, y afloraciones calizas. Permeables y sanas, su textura varía de arenolimosa a limosa. El año de plantación es 1999, y tiene un rendimiento de 4500 kg/ha.